FHS NUEVA IMAGEN

26/02/2018
Después de recibir la fundación de Sabrina, nos quedó claro que necesitamos una nueva imagen que pueda personalizar nuestra energía, pasión y compromiso para el desarrollo, así como el diseño y la creatividad. Después de un par de semanas, conocí a Ivan, otro colombiano que se iba a Berlín, haciendo su maestría en Diseño de Comunicaciones. Le conté sobre la fundación y él mostró una oferta entusiasta y amable de hacer la nueva Identidad Corporativa de FHS y un mes después, ¡voilá! Teníamos nuevo LOGO.
 
 
FHS: ¿Por qué es importante tener una imagen corporativa, aunque sea una base?
 
I: Una imagen es una cara y una actitud particular; Es un conjunto de decisiones que responden a los aspectos definitorios de la comunicación humana. No solo maneja la primera instancia de diálogo entre dos lados, marca e individuo, sino también para determinar el curso del diálogo que se genera a partir de la primera impresión. Una imagen corporativa definirá la forma en que un grupo, empresa u organización será percibida por los diferentes grupos, empresas, organizaciones o individuos con los que se relaciona.

FHS: ¿Cuáles son los puntos clave cuando crea una imagen corporativa?

 

I: Mejor que hablar de una imagen es hablar de una identidad corporativa. Es una forma de pensar holística que creará una identidad constante, consistente y reconocible, haciendo un uso inteligente y equilibrado de los diversos elementos que generalmente lo componen como logotipo, tipografía, color, lenguaje, etc.

FHS: ¿De qué te sientes más orgulloso?

 

I: Tener menos arrepentimientos que la mayoría de las personas que conozco.

 

FHS: hecho curioso Ivan

 

Yo: solo tengo un riñón.

 

FHS: ¿Cómo te definirías como diseñador, qué te caracteriza?

 

I: Historias, cada narrativa especial me inspira.

 

FHS: ¿Qué te motiva en el proyecto de Sacred Thread Foundation?

 

I: identidad. Las artesanías indígenas hablan sobre el patrimonio y la tradición más auténticos del territorio que ahora comprende Colombia. Sin embargo, a pesar del enorme trabajo e historia que contienen sus productos y cuán imaginados y valorados son, la realidad no corresponde a sus productos fuera de sus comunidades. Creo que es una cuestión de identidad, conocimiento y percepción. Una mayor conciencia sobre el rendimiento de su producto en el mercado y el valor agregado real del artesano, beneficia a un artesano que está más capacitado en su producción, que junto con un mercado que está mejor informado de este valor y que está dispuesto a pagar de manera justa precios a cambio de la sensación de recibir más valor, crea un mercado más saludable.

Autor: Emilia Torres

 

Contacta con Ivan Ayala:im.ayala26@gmail.com